Primaria | Día 8. Situaciones de aprendizaje



Propósito Conocer el papel del docente en cada una de las asignaturas y cómo contribuye en la generación de situaciones de aprendizaje.


Bibliografía

→ Características clave de las escuelas efectivas, México, SEP



DESCARGAR

Ambiente de aprendizaje

El ambiente de una escuela está determinado en parte por la visión, los valores, los objetivos de los maestros, la forma en que trabajan juntos y por el clima en el que se desempeñan los alumnos.

Las características particulares que resultan de los ambientes de aprendizaje, parecen traducirse en un ambiente ordenado y en medio de trabajo atractivo.

Atmósfera ordenada

Es más probable que las escuelas con éxito sean lugares tranquilos en vez de sitios caóticos. Muchos estudios han subrayado la importancia de mantener un clima ordenado y orientado al trabajo.

También señalan que estimular el autocontrol entre los alumnos puede funcionar como un ambiente positivo en el aula, y además explicaron las desventajas de niveles altos de ruido y movimiento para lograr la concentración de los alumnos. Lo que la investigación en general demuestra no es que las escuelas más eficaces al volverse más ordenadas, sino que un medio ordenado es un requisito previo para que ocurra un aprendizaje efectivo.

Un ambiente ordenado dirigido a la estimulación del aprendizaje estaba relacionada con los logros académicos de los alumnos. La forma más efectiva de estimular el orden y dirección entre los alumnos es forzar buenas practicas de aprendizaje y comportamiento

La enseñanza y el aprendizaje como centro de la actividad escolar

Los propósitos básicos de la escuela son la enseñanza y el aprendizaje. Éstas parecerían ser actividades obvias en una escuela efectiva, pero la investigación sugiere que las escuelas difieren enormemente en el grado en que se concentran en su propósito primario.

Cohen hizo notar que la efectividad de la escuela es evidentemente interdependiente de la enseñanza efectiva en el aula. Diversos estudios han demostrado correlaciones entre el enfoque de la enseñanza y el aprendizaje en la efectividad del maestro y la escuela. En algunos casos este enfoque se ha definido con base en métodos de medición de la atención que presta la escuela al proceso específico de aprendizaje con base en el rendimiento. Es fundamental para las escuelas y los maestros centrar la atención tanto en la calidad como en la cantidad de la enseñanza y el aprendizaje que se llevan a cabo.

Optimización del tiempo de aprendizaje

Algunos estudios han examinado el uso del tiempo en las escuelas y han demostrado una correlación positiva entre el uso eficiente de medidas de tiempo de aprendizaje y los resultados y el comportamiento de los alumnos. Las medidas de estos lapsos incluyen:

- proporción del día que se dedica a materias académicas o materias académicas específicas.

- proporción de tiempo dedicado a lecciones dedicadas al aprendizaje o a la interacción con los alumnos.

- proporcion de tiempo que el maestro pasa discutiendo con los alumnos el contenido del tema a trabajar, en contraste con asuntos rutinarios y el mantenimiento de la actividad de trabajo.

- interés de los maestros por objetivos cognitivos, en contraste con metas de relaciones personales y objetivos afectivos.

- puntualidad en las calases.

- ausencias de interrupciones provenientes del exterior del aula.


En conjunto todas las medidas apuntan a la necesidad de que los maestros manejen la transición de actividades activa y efectivamente. Se ha visto que cada uno de estos factores tiene una relación positiva sobre la efectividad escolar. Los investigadores que han combinado estas variables para formar una sola medida de instrucción o de tiempo de aprendizaje académico, o aquellos que han revisado esta literatura en su totalidad, también han demostrado una evidente repercusión de la optimización del tiempo de aprendizaje sobre la efectividad.

Por supuesto, el estudio sobre las medidas de tiempo de enseñanza ofrece solo una visión "en bruto", sin detalle, sobre el aprendizaje. Como advirtió Carroll (1989), "no es el tiempo como tal lo que cuenta, sino lo que sucede durante ese tiempo". No obstante el tiempo de aprendizaje académico y el empleo en la relalización de tareas, siguen siendo factores claves para pronosticar el aprovechamiento.

En una reciente revisión dela literatura británica sobre procesos de enseñanza aprendizaje, Sammons (1994) llamaron la atención sobre los hallazgos relativos a la enseñanza de una sola materia y el manejo del tiempo de enseñanza y aprendizaje: "los maestros pueden tener grandes dificultades para manejar con éxito el aprendizaje de los niños en sesiones donde se trabajan diferentes campos del currículum de manera continua. En particular, en investigaciones realizadas a nivel de la escuela primaria se han reportado bajos niveles de comunicación maestro-alumno con relación al atrabajo, más interacciones administrativas rutinaria, y niveles inferiores de participación de los alumnos en el trabajo".

Énfasis académico.

Una serie de estudios han demostrado que las escuelas efectivas se caracterizan por diversos aspectos del énfasis académico:

- Por la opinión de maestros y alumnos

- Por altos niveles de trabajo de los alumnos en el aula.

- Por la asignación regular y calificación de tareas para la casa

- Por la verificación, por parte del personal de mayor rango, de que esto se está llevando a cabo.

Las investigaciones han señalado la importancia tanto de la cantidad como de la calidad (lo apropiado) de la tarea asignada para la casa, así como la necesidad de que el maestro retroalimente a los alumnos.

Numerosos estudios sobre escuelas primarias han encontrado también que las escuelas excepcionalmente efectivas tienden a enfatizar el "dominio del contenido académico" como un aspecto importante de sus programas de enseñanza.

Expectativas elevadas

Una de las principales características de las escuelas efectivas se refiere a la existencia de expectativas positivas acerca del aprovechamiento de los estudiantes, particularmente por los maestros, pero también entre los alumnos y sus padres. Sin embargo, debe tenerse cuidado al interpretar la relación entre expectativas y logros, puesto que el proceso causal puede revertir su relación; es decir, un aprovechamiento elevado puede incrementar el optimismo entre los maestros. No obstante, el peso de la evidencia sugiere que si los maestros establecen altos estándares para los alumnos, les hacen saber lo que se espera de ellos para alcanzar dichos niveles, y les proveen lecciones con un desafío intelectual que corresponda a estas expectativas, la repercusión sobre los logros puede ser considerable. Por otro lado, es un hecho que las bajas expectativas de cierto tipo de estudiante han sido identificadas como un factor importante de su bajo rendimiento en escuelas de zonas urbanas marginadas.

Expectativas globales elevadas

Gran cantidad de estudios y artículos publicados en varios países han demostrado una fuerte relación entre las altas expectativas y el aprendizaje afectivo. Las expectativas elevadas también se han descrito como una "característica crucial de virtualmente todas las escuelas excepcionalmente efectivas descritas en estudios de casos". El punto importante en lo que refiere a los maestros es que las bajas expectativas van de la mano con una sensación de falta de control sobre las dificultades de los alumnos, y una actitud pasiva hacia la enseñanza. Las altas expectativas corresponden a un papel más activo por parte de los maestros, al ayudar a los alumnos a aprender, así como a un fuerte sentido de eficacia.

Al igual que la mayoría de los factores identificados en este reporte, las altas expectativas por sí solas no pueden hacer mucho para elevar la efectividad. Es más probable que sean operables en un contexto donde exista un énfasis importante en el logro académico, en donde se evalúe frecuentemente y exista un ambiente ordenado, conducente al aprendizaje. Adicionalmente, las expectativas elevadas son más efectivas cuando son parte de una cultura general de la escuela, la cual involucra a todas las personas por igual. Por ejemplo: cuando el director tiene altas expectativas en el compromiso de todos los maestros para el desempeño de sus labores.

Comunicación de expectativas

La expectativas no actúan directamente en el desempeño del estudiante, sino a través de la actitud del maestro hacia los alumnos, con el consiguiente efecto en su autoestima. Las expectativas pueden ser influidas por factores ajenos a la habilidad observada o a los logros reales de los menores.

Si los maestros no creen en la posibilidad de éxito, transmitir la convicción de que se puede elevar el rendimiento puede tener un efecto poderoso. Es necesario que los maestros revisen sus creencias o valores, así como su comportamiento, para asegurarse de que esto suceda.

También debe destacarse que elevar las expectativas es un proceso que debe incrementarse y que el éxito demostrado juega un papel crítico. Reforzar el éxito por medio del reconocimiento es una oportunidad clave para comunicar altas expectativas.

Desafío intelectual

Una causa común del bajo aprovechamiento de los alumnos es la incapacidad de estimularlos. Por otro lado, cuando las escuelas ponen altas expectativas en sus alumnos procuran proporcionarles a todos ellos, siempre que sea posible, lecciones que los desafíen intelectualmente en todas sus clases. Varios estudios han demostrado que este enfoque está asociado a una mayor efectividad.

En un estudio sobre los primeros de la escuela primaria, encontraron que en grupos donde los alumnos eran estimulados y desafiados, el adelanto era mayor. Mencionaron especialmente la importancia de que los maestros usaran más preguntas y afirmaciones, estimulando a los alumnos a "usar su imaginación creativa y su poder para resolver problemas".

Derechos y responsabilidades de los alumnos

Un hallazgo común en la investigación sobre escuelas efectivas es que pueden obtenerse avances sustanciales en efectividad cuando se eleva la autoestima de los alumnos, cuando éstos tienen un papel activo en la vida de la escuela y cuando se les otorga una parte de la responsabilidad sobre su aprendizaje.

Elevar la autoestima del alumno

Los niveles de autoestima son afectados de manera significativa por el trato dado por los demás y son un factor principal para determinar el rendimiento. En el caso de la autoestima del alumno, las actitudes de los maestros son expresadas de diversas maneras: la forma en que se comunican con los alumnos; el grado en que se les concede respeto y éstos se sienten comprometidos; y los esfuerzos que los maestros hacen para responder a las necesidades personales de cada estudiante. Se encontró que la relación armónica estudiante-maestro tiene una influencia benéfica sobre los resultados, y otros estudios han demostrado que una relación positiva maestro-alumno es una dimensión unida al éxito.




Recursos